Los eventos de belleza llevan consigo estrategias comunicacionales que marcan modas y, estas, tendencias y la tendencia de los concursos de belleza es lograr a una mujer cada vez más influyente en la sociedad, no solo por su físico, sino también por su intelecto.

Miss International, concurso que nació en Estados Unidos en 1960, cuyos valores son: belleza, porte y pose, busca a una embajadora de paz y belleza.

Venezuela, con ocho coronas, es el país que más veces ha conquistado el Miss International, acaba de elegir a Isbel Parra, su candidata para optar por la novena corona. Cabe destacar que Nina Sicilia, la primera Miss Internati0nal venezolana, y actual gerente general de la Organización Miss Venezuela, será la encargada de preparar a la actual soberana cuyo objetivo es terminar con el fast-fashion y crear tendencia hacia la moda sustentable.

Isbel Parra, es diseñadora de modas y gimnasta artística y representante de una de las regiones más imponentes del mundo, la Guayana venezolana, un pulmón ancestral que exige un mundo sostenible carente de contaminación.

«…de un vestido de mi mamá, saqué dos tops y un vestido…»

Isbel, podría ser la primera miss en usar ropa de segunda mano ya que declara que la industria de la moda es muy contaminante.

No necesitamos salir siempre con un traje nuevo, cuando nos unimos y somos solidarios podemos generar ese cambio positivo que soñamos.

La nueva Miss International Venezuela, además, es sensible con los conflictos internacionales generados por la intolerancia racial, por ello, quisiera eliminar un evento de la historia actual relacionada con el racismo, según cuenta en su entrevista con el jurado.

Además, se posicionó a favor del uso de Internet para visualizar conflictos:

«…usar las redes sociales para viralizar los valores…me encanta mi plataforma (Internet) porque puedo compartir todo lo que quiero que sepan de mí…»