Dicen que de las adversidades surgen las mejores soluciones, que las crisis impulsan al ser humano a evolucionar y es cierto, cada día tomamos más consciencia del mundo sostenible y del comercio justo, a fin de alcanzar el bienestar.

Hoy, con el terrible suceso del Coronavirus que nos obliga a confinar nuestro rostro tapando las vías respiratorias para evitar contagiar y ser contagiados, era lógico pensar en soluciones que, para salvarnos, no pusieran en riesgo el ecosistema.

Así, si la idea de que las mascarillas quirúrgicas son las más recomendadas, también son las más contaminantes, porque las desechamos a diario y en cualquier lugar, por ello, y para hacer de una mascarilla sanitaria el ‘complemento perfecto’, surge el diseño vanguardista y funcional, con espacios para insertar filtros protección respiratorio y, que, además, podamos volver a utilizar a diario después de lavarlas.

Sin querer entrar en vanidades o banalidades, entendemos que para usar un complemento tan asfixiante, la tela debe ser transpirable, con diseño ergonómico (de uso fácil) y agradable a la vista, como las de telas africana hechas a mano en España por Sanmbuba, que poseen un estampado altamente inspirador y espacio para colocar filtro respiratorio en el interior…

Con amor hacia la cultura africana, elegimos las telas por su calidad, color creatividad y pasión…» Sanmbuba, startup de mascarillas africanas