Seleccionar página

La vestimenta siempre ha sido una de nuestras necesidades básicas y, por tendencia natural, el tejido y los ornamentos primitivos, un complemento. A excepción de las pieles que protegían del frío o tejidos más ligeros contra el calor, los “aderezos” con materiales de diferente origen para embellecerlos, eran pura estética y, por ende, un lujo.

Así, tejidos, ornamentos y hasta los colores o las formas de costuras más difíciles de obtener se consideran lujo y, el que lo realiza, un artista del lujo. Sin extendernos en la explicación de lo que supone la semántica del lujo, hablemos del futuro del lujo.

El lujo en prendas se llama alta costura y la alta costura o mejor dicho, el diseño icónico extravagante, el de exposición, está ligado a la ciencia ficción, sobre todo, al concepto radiactivo o espacial. Y, todo ello, porque ante un desastre atómico o una invasión extraterrestre, la vestimenta es imperante para protegernos.

En ciencia ficción se baraja con dos pronósticos distintos que acarrean dos líneas de diseño yuxtapuestas. Por un lado, de acuerdo al imperio que domine al mundo, se tiene una línea terrestre, relacionada con la hecatombe nuclear de bombas atómicas una y por otro, la espacial, relacionada con el descubrimiento de nuevas tecnologías ligadas a la inteligencia artificial.

Así pues, los creativos de la moda, quienes se caracterizan por ser predictores del futuro, prefieren decantarse por la inteligencia artificial y el hiperespacio. Están jugando con los primeros conceptos de lo que podría ser el e-humano, un ser electrónico que navega en un mundo que más que inclusivo es INMERSIVO llamado METAVERSO, y al que ya nos hemos referido antes.

Sea como sea el futuro, al menos el digital, se vaticina levitando en una sala por la ausencia de gravedad o girando en 360 grados por un plano tridimensional gracias a la disrupción de la tecnología audiovisual con Internet como medio canalizador.

Muchas marcas ya están comenzando a construir su prototipo de moda comenzando por los COLORES IRIDISCENTE (que muestra el color del iris) o también podríamos llamarlo TORNASOL “…pintura violeta que se torna de color rojo-anaranjado en contacto con compuestos ácidos…”, los plateados o dorados.

A continuación, marcas importantes de la alta moda que están incursionando en el METAVERSO  o que siempre han estado ahí…  

DIOR: aunque la creatividad pareciera haberse hecho para simpatizar con las nuevas generaciones al exponer obras de arte impresa en su icónico bolso LadyDI, la conceptualización de la sexta edición limitada de LadyART, huele a metaverso.

Dior Lady Art, conceptualizado por la coreana Gigi Sue.

Podemos observar el tornasol del que hablábamos, en la conceptualización del artista, también japonés, Daisuke Ohba.

La marca del legendario francés, Christian Dior, está pisando el mundo tridimensional  con su majestuosa publicidad audiovisual que, convertida en un DIORama, decora sus stands físicos.

PACO RABANNE

El diseñador del metal por excelencia es el vasco Paco Rabanne. En sus creaciones se usan materiales industriales influencia de su origen como arquitecto.

En esta era de disrupción digital, Rabanne se relaja con el look industrial  y conforma una figura “total color” metalizada y cubista, emulando a lo que pareciera ser ese  mundo tridimensional.

De hecho, en su línea editorial utiliza la levitación espacial o imágenes alienígenas para ir TO THE MOON, hacia la Luna. Por supuesto, el diseñador EARLY ADOPTER,  realiza un excelente performance de interactividad 3D con su perfume PHANTOM  y, aunque aún  no hay look de inmersivo, no tardará  en llegar.

El packaging del perfume, perfectamente diseñado como robot  tiene una  animación 3D con 360 háptica, es decir, que el perfume moldeado en tres dimensiones, se puede  explorar en un  diámetro de  360 grados.

KYLIE JENNER

Debemos mencionar a la menor del klan Kardashian-Jenner, porque el imperio que han construido entorno al rostro y cuerpo, propios de “cybers pin up” les llevó inmediatamente a construir su propio cyberworld. KIM KARDASHIAN, por ejemplo, sacó el primer sticker “e-me” o avatar basado en su icónico mundo y Kylie sacó su línea de bebés con una identidad de marca que nos sumergen en el ensueño del metaverso. Observen el primer vestido y zapatos que lleva a continuación, muy meta-fahion.

HUGO BOSS

La marca ha lanzado su rebranding, inspirado en los millenials. Y, aunque aún dista de la disrupción digital, al menos comienza a aplicar editorial futurista.

Creatividad, animación, diversión son piezas claves para dar salida en redes a ese mundo “clásico”, realizar un cambio cultural que está reclamando una generación, que mezcla tendencias como “Metaverso” con “Vintage” en la misma frase.

Juan Borges, LuxStyle Consulting

A continuación, nuestra introducción a la conceptualización del METAFASHION. Modelo: Priscila Calonge