Seleccionar página

Cuando algo está al alcance de todos se desvaloriza. Aparece lo gratis, lo fácil, lo común y, entonces, se vulgariza.

Lo vulgar crea lo burdo porque el ser humano saca el reino animal que lleva dentro y su hambre arrasa con todo. Las mentes se mimetizan volviendo al ser primitivo donde la razón y la conciencia brillan por su ausencia. Así está el sector digital 2D.

En este momento, el MUNDO PLANO, el 2D, cual si de un burro de carga se tratara, lleva a cuestas a TODOS HACIÉNDOLO TODO y hablando de todo como si de expertos se tratara, arrasan con la especialización de las profesiones, faltan el respecto al DERECHO DE PROPIEDAD, ESTATUTOS DE EMPRESA y, sobre todo, a la inteligencia.

Cuando alguien habla acerca de lo que no sabe y, sin estar preparado, irrumpe en el sector, o peor aún, se prepara sobre la marcha copiando estrategias y sacando ideas debajo de la manga,  se crea un altavoz de la ignorancia y surgen los GRADUADOS DE YOUTUBE, «influencers» que cumplen el perfil de los CHARLATANES que predicaban en las ferias medievales cuando se creó la publicidad engañosa.

En este marco, NO se están aplicando las leyes que protegen a los sectores y, en consecuencia, la sociedad digital se construye plana creyendo saberlo todo, hablando de todo y haciéndolo todo, crea LA POBREZA DIGITAL.

Sí, hay POBREZA digital cuando el conocimiento que se distribuye en la red esta liderado por charlatanes, sujetos sin credenciales que vociferan por doquier sus horrores gramaticales y todo por tener la tecnología obsoleta al alcance de sus dedos.