La crisis mundial provocada por el COVID-19 ha agravado los problemas internos de cada país, más en una crisis humanitaria como la que vive uno de los países más ricos del mundo, Venezuela, sin embargo, está introduciendo a la sociedad a la era digital.

En un encuadre tan adverso, es duro pensar en querer celebrar concursos de belleza catalogados de superficiales per se, sin embargo, en Venezuela, se llevó a cabo el concurso que reúne a mujeres bellas y preparadas que asistieron a la convocatoria de casting con enormes esperanzas de aportar el cambio.

Así, Mariangel Villasmil, fue elegida como Miss Venezuela, 2020 para representar al país en el próximo Miss Universo, y que si gana, Venezuela se convertiría en el que más coronas tiene.

El estandarte que defiende Mariangel ante el jurado que la eligió, además de creer en el futuro de Venezuela y no migrar para ser emprendedora de la era digital con su start-up de pastelería @slaincakes, es la defensa al amor propio.

«#LoveYourSelf…todo lo que queramos hacer lo podemos hacer desde el amor propio…»

Así Mariangel asegura que, aunque se sometió a cirugías estéticas para mejorar su aspecto, no por ello deja de ser mejor que nadie, pero respeta a quien no esté de acuerdo con hacerse

cirugías para quererse a sí mismo.

La nueva soberana de la belleza venezolana, nacida en el estado Zulia, una de las regiones más ricas del país por sus yacimientos petroleros, además, se pronunció en contra de la política que actualmente lleva en el estado Zulia el gobierno de Nicolás Maduro, declarado usurpador por la comunidad internacional.

«…siento que al estado Zulia le han caído todos los problemas que está viviendo Venezuela…»

Mariangel Villasmil declara que dejará el nombre de Venezuela en alto en el próximo Miss Universo y espera dejarse inspirar por la preparación de Gabriela Isler, Miss Universo 2013 quien estuvo trabajando con Donald Trump después de su triunfo y que es responsable de la dirección de comunicación y formación del Comité de la Belleza de la Organización Miss Venezuela desde 2018.