Estar soltera y ser exigente, sobre todo si ya eres una mujer treintañera, pareciera ser el estereotipo ideal para fabricar una comedia romántica en Navidad.

Y es que llegar a los treinta no es fácil, sobre todo si sabes lo que quieres y lo que quiere Johanne, o ella ni siquiera lo sabe, es estar sola en Navidad o nunca más…

Esta comedia noruega, es una fusión entre Carrie de Sex and the City y Bridget Jones, del Diario de Bridget Jones, donde no se sabe nada hasta que se sabe todo.

Esta serie de Netflix no deja indiferente a nadie. A quienes tienen pareja les recuerda lo triste que supone quedarse solos en unas festividades tan familiares y a los que están solos les recuerda lo divino que estar aconpañados, aunque sea solo por no estar solos.

En definitiva podemos ver que a los nórdicos les encanta estar acompañados rodeados de familia, y, en este caso hay una clara referencia a la familia alternativa, pero siempre, a la familia, ese núcleo imperecedero.

No hagamos spoiler, pero Bridget, perdón, Johanne (nos encanta su nombre), deberá hacer una buena cata de sensasiones para conocerse y saber lo que quiere finalmente, o, al menos, para pasar Navidades en Casa…