El baile es un motor de vida importante para el ser humano, va más allá de movimientos al son de una música, el baile es un arte y, para muchos, un medio de vida, tanto, que gracias al baile, su vida cobra sentido. De hecho, el máximo sentido que cobra la vida gracias al baile se demuestra en querer seguir viviéndola a través del mismo baile.
 
Giuseppe Sgroi, es un joven bailarín de origen italiano radicado en la región catalana de Tortosa, campeón de España en modalidad de bailes de salón (Ballroom Spanish Champion), un arte que adquirió desde muy pequeño gracias a la influencia de sus padres en Sicilia, Italia, quienes tenían una academia de baile. Cabe destacar que Sicilia, Italia, es una de las regiones desde donde ha salido el arte al mundo y su gran influencia en la construcción de Hollywood.
«…ni siquiera pensaba poder volver a pisar una pista de competición…estoy muy agradecido a la vida porque me ha dado otra oportunidad y, sobre todo, lo más importante TENER LA OPORTUNIDAD…
Dice Giuseppe, mordiendo la medalla de oro, después de haberla ganado, pese a su lesión en la rodilla (ligamento cruzado anterior y lesión de menisco) que le obligó a estar alejado de la pista de baile por más de un año.
 

Las lesiones físicas en los deportistas y, sobre todo, en los deportistas de competición, también son lesiones emocionales, un cúmulo de sentimientos negativos que desgastan el autoestima y que pueden, en muchas ocasiones, impedir la recuperación, por ello es muy importante contar con apoyo familiar y profesional que haga más fácil la recuperación. 

«…mi etapa de lesionado ha terminado ahora que he recuperado todo lo que podía hacer antes..ahora puedo empezar mi segunda parte de carrera como bailarín…»