La belleza natural es un canon fijado en la actualidad en maquillaje, estilismo e, incluso, hasta en cirugía plástica. Esa belleza propia de la juventud, un momento de la vida en lo que todo nos queda bien, es la misma belleza que transmite seguridad. 

Entrevistamos, en exclusiva, a Ana García Segundo, una barbie andaluza que, por su naturalidad, conquistó la corona del Miss World Spain, 2020. Una naturalidad que expresa al máximo cuando se refiere al cuidado personal, declarando que no requiere muchos tratamientos para estar radiante, pero que sí se dedica a hacer deporte con frecuencia.

Ana, está estudiando el último año de derecho y en un futuro, se ve ejerciendo su profesión en el terreno civil o criminal, de hecho, el proyecto social que presentó en su candidatura al Miss World Spain fue relacionado con la atención a los familiares de personas con adicción a las drogas, que esperemos nos amplíe en una próxima entrevista. 

La actual Miss World Spain, asegura que su incursión como miss fue por casualidad, ya que ella se siente más una modelo de pasarela, de hecho, Ana, ganó la prueba de top model en el Miss World Spain, donde pudo demostrar su gran pasión por la moda.  

Hablando de moda, opina que se siente más cómoda usando diseños más sencillos que la identifiquen, sin embargo, se adapta a los trajes y al estilismo que debe usar para prepararse rumbo al Miss World, aún sin fecha debido al panorama mundial por CORONAVIRUS. A propósito de su preparación, deberá viajar a Madrid para recibir clases de oratoria, pasarela, auto maquillaje y estilismo, típicas previas al concurso internacional.  

En el plano de la oratoria, que es la preparación que adquieren las misses para poder construir un discurso coherente con los problemas actuales, Ana, juega con ventaja ya que la base de su carrera de leyes es la retórica con lo que argumentar los temas para que adquieran credibilidad.

Una Miss World deberá conocer los problemas actuales por los que atraviesa la humanidad, así que en cuanto a dos temas de actualidad como lo son: empoderamiento femenino y la incursión de mujeres trans a los concursos de belleza e, incluso, al liderazgo político de potencias mundiales, Ana responde que debe ser normal ver a mujeres en el poder siempre y cuando tengan mérito para ello o a mujeres trans en los concursos de belleza o en cargos de cualquier índole  y que no está a favor de la discriminación positiva, aquella que elige a la mujer solo por ser mujer. 

Cabe destacar que será preparada por un grupo de venezolanos y es que la influencia de los venezolanos como arquitectos de misses viene notándose en España desde que Mireia Lalaguna conquistara la corona del Miss World en 2015, gracias a la preparación de un equipo venezolano liderado por José Antonio Giovinco y Armando D’Almeida 

En cuanto a los planes de Ana para el futuro, aparte de su carrera como abogado, no descarta incursionar en el terreno de la animación televisiva y es que la mezcla entre su pasión por el modelaje y su título de belleza encajan a la perfección con perfiles como los de Eva González o Raquel Revuelta, quienes, luego de haber sido misses, han desarrollado su carrera en la televisión, haciendo incrementar su caché.

En el terreno del amor, Ana confiesa que está centrada en su carrera y en su preparación al Miss World y que en la actualidad no tiene ninguna relación sentimental. Aclara, además, que la vinculación que la prensa hizo en su momento con el torero Enrique Ponce, se debió a un malentendido, como luego se pudo ver cuando se hizo público el romance entre el torero y Ana Soria. La confusión se debió a que ambas se llaman Ana y son modelos.

Estamos tan encantados con la elegante naturalidad con la que Ana García, actual Miss World Spain, nos atendió en esta exclusiva conexión digital, que creemos que brillará en la gala del Miss World. Quedamos comprometidos a seguir sus pasos y acompañarla en la celebración de sus próximos logros.