¿Quieres saber cómo conseguir unas pestañas largas y voluminosas de forma natural para que tu mirada sea más sensual y expresiva?

1. DESMAQUILLAR: desmaquilla tus pestañas con aceite de coco, el aceite de coco disuelve el rimmel y todo el maquillaje que tengas alrededor del ojo. Unta un poco de aceite de coco en un disco de algodón desmaquillante y colócalo encima de tu ojo presionando y dejando actuar durante 10 segundos, sin frotar. Así evitarás arrancar tus pestañas naturales.

2. HIDRATAR: hidrátalas con cápsulas de vitamina E o aceite de ricino o castor. Con un cepillito de pestañas o un palito de algodón unta tus pestañas y deja actuar toda la noche. Ten cuidado de que el líquido no penetre en el ojo. Los resultados son casi inmediatos, en pocos días verás unas pestañas más largas más voluminosas y más fuertes. Al maquillarte utiliza un primer de pestañas, un rimmel blanquecino que puedes encontrar en cualquier tienda de cosméticos.

3. MAQUILLAR: aplica una máscara de base normal y, finalmente, una máscara con efecto volumen, aplícalas desde la raíz hasta la punta y notarás un efecto de mayor densidad.

Y para finalizar recuerda que si utilizas postizos es importante la limpieza de tus pestañas naturales, utilizando una espuma que limpia en profundidad la raíz de tus pestañas para evitar que los ácaros de la suciedades impidan el crecimiento de tu pelo natural.